Descubriendo “La casa de Papel”

Impulsiva, caótica, fuerte, pasional, divertida y en general una “maldita bomba de relojería”. Así es Tokio, la narradora y uno de los personajes más importantes y queridos de La Casa de Papel, en gran parte gracias a la genial interpretación de la catalana Úrsula Corberó.

Es innegable el talento y la facilidad para la actuación que posee la actriz, por eso no sorprende saber que ha rodado casi doscientos episodios de diferentes series con solamente 30 años.  Empezó muy joven, con 13 hizo su debut, interpretó a Manuela en “El Internado”, pasó por varios papeles secundarios desde el 2002, año en el que debuto en la pequeña pantalla, hasta el 2007 participando en la serie “Cuenta atrás”. Pero el verdadero salto a la fama lo dio con una producción que todos recordamos, “Física o Química” en el que daba vida a Ruth, una chica rebelde y con un pasado difícil que ya en su momento se ganó la simpatía de miles de telespectadores

Tras cerrar su paso por la serie, Úrsula participó en innumerables producciones españolas, anuncios, series y películas, hasta que 2017 junto con el profesor y sus aventajados alumnos, y tras la compra de los derechos de la serie por Netflix, Úrsula dio el paso al reconocimiento más allá de las fronteras españolas. Teniendo más de 7 millones de seguidores en Instagram y siendo conocida en más de medio mundo. El gran papel interpretado en “La Casa de Papel” le ha supuesto las nominaciones a “mejor actriz protagonista” en los Premios Feroz y a “mejor actriz dramática” en los premios MiM Series.

¿A que no lo Sabías?

No solo se ha destacado por su habilidad interpretativa, Úrsula Corberó es también modelo, y de las más cotizadas por las empresas; Springfield, Tampax, Maybelline o Calzedonia son algunas de ellas.

Es una apasionada del baile, desde pequeña ha practicado jazz, contemporáneo, dub, flamenco y Hip-Hop.

El personaje de Tokio fue inspirado por Mathilda, personaje de la película francesa “León, el profesional” interpretada por la aclamada actriz Natalie Portman y que casualmente también es una de las actrices favoritas de Úrsula. Además de la protagonista de “el Cisne Negro”, también se inspiró para su papel en Juliette Lewis y en su papel más que destacado en el film de Oliver Stone, “Asesinos Natos”.

No solo se ha inspirado en otras actrices, su principal y mayor referente es su madre, Úrsula ha remarcado en varias ocasiones el apoyo incondicional que le ha brindado su madre desde sus inicios.