¡KIKAZARU360 HA VUELTO!

El mundo se vuelve a poner en marcha y con él, el equipo de Kikazaru 360. Nos reinventamos para hacer un mundo mejor.

Han sido unos meses bastante difíciles para todos, poco a poco vamos saliendo juntos de esta situación y parece que empieza a volver todo a una relativa normalidad. Pero no debemos olvidar que todavía no hemos vencido a esta pandemia, por ello cada uno debe ser consciente y responsable y actuar en consecuencia.

Desde Kikazaru 360 no íbamos a ser menos. Por eso, y aunque estemos más que felices por volver a grabar, nos reinventamos y trabajamos para mejorar. Haciendo uso de todas las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios y conseguir así la seguridad de todos/as nuestros/as trabajadores/as.

Bajo los valores que enarbolamos, que son la solidaridad, la sostenibilidad y el movimiento, creemos que somos capaces de hacer un mundo mejor. Y este momento es único para comenzar a cambiarlo, la naturaleza nos ha avisado, y ahora depende de nosotros mismos. Por este motivo en todos nuestros trabajos estos principios serán inquebrantables.

Un rodaje no es una actividad que se pueda desarrollar por teletrabajo, solo las tareas de pre y postproducción serían accesibles de forma telemática. Además suele haber bastante contacto, tanto por guión como por improvisación, con todo, vamos a hacer todo lo posible por evitar éste contacto físico siempre siguiendo las directrices que los órganos oficiales han estipulado.
Por lo pronto todas las comunicaciones se harán de forma digital, además toda persona que acuda al rodaje deberá presentar obligatoriamente una prueba médica que certifique que no padece o puede contagiar el Covid19 y aportará declaración jurada de haber permanecido aislado desde la realización del test hasta el día de rodaje estipulado.

Por supuesto, la mascarilla y los guantes serán de uso obligado, solo el equipo artístico se los quitará justo antes de empezar a rodar y siempre que se respete la distancia de seguridad. También se realizará un control de temperatura diario para los que accedan al rodaje, se procederá a una constante desinfección de vestuario e instalaciones, y se establecerá un uso individualizado de auriculares y de material de maquillaje.

Éste es solo un primer paso, pero debe ser un paso fuerte y lleno de convicción. Cambiar el mundo no es una utopía, pero sólo lo conseguiremos trabajando unidos.