¿Por qué nos maravilla tanto el plano secuencia?

En los orígenes del cine, la tecnología no permitía el movimiento de la cámara, conforme ésta avanzó los directores soñaron con hallar nuevas formas de mostrar con sus cámaras las ideas que tenían. Uno de los precursores de cine moderno , Alfred Hitchcock grabó en 1948 “La Soga”, en ella decidió que toda la acción fuera en un mismo plano, pero al tener que cambiar de rollo de película cada 10 minutos era un trabajo imposible en aquella época, aunque fue un precedente de lo que podemos ver ahora.
10 años después Orson Welles inventó el plano secuencia tal y como lo conocemos hoy en día , en el clasico “Sed de Mal”.

Pero, ¿qué es un plano secuencia?.

Básicamente es eso, una secuencia grabada en solo una toma, en castellano, sin ningún corte y durante un periodo de tiempo más o menos largo, de manera que nunca se pierde la continuidad. Este tipo de plano se suele utilizar para sumergir al espectador en la historia, acercarle a lo que viven los protagonistas y que se sientan inmersos en la historia que el director quiere contar.

Hoy os hablamos de 5 planos secuencia que nos dejaron con la boca abierta:

1. “Hijos de los hombres” del director mexicano Alfonso Cuarón:
En esta escena vemos un coche con los personajes hablando, hasta que llegado un momento todo cambia. Este plano además de ser potente visualmente presenta un cambio total en a trama de la película. Además la fuerza de la escena radica en hacernos partícipes, como espectadores de la tensión de los personajes dentro del coche.

 

2. “Birdman”, de Alejandro Gonzáles Iñárritu:
Birdman es una película entera grabada en falso plano secuencia, es decir, tiene cortes, pero tan imperceptibles que a ojos del espectador parece todo una misma toma. Iñarritu lo hace así para meternos de lleno en la vida de los personajes y en como es una obra de teatro por dentro.

 

3.“Sed de Mal”, de Orson Welles:
En plano secuencia por excelencia, la primera escena del clásico cinematográfico, que persigue a un coche por toda la calle en un alarde de imaginación del cineasta estadounidense.

4.“1917”, de Sam Mendes:
Uno de los últimos planos secuencia que hemos visto en el cine, parecido al de Birdman, recorre durante toda la película inspirada en la 1 guerra mundial a dos soldados en el campo de batalla enemigo.

 

5.“La Batalla de los bastardos”, (Juego de Tronos), Miguel Sapochnik:
Por último, uno de los mejores planos secuencia de la historia de las series de Televisión, acción, suspense y asfixia. El director británico realizó una de sus mejores obras en uno de los momentos clave de la 6 temporada de la serie predilecta de HBO.

 

En definitiva, esta técnica ha sido usada por los mejores directores de la historia del cine, de Berlanga a Welles, desde Kubrick a Pasolini. Los movimientos usados, las actuaciones, las coreografías que se lleven a cabo… si todas las piezas están bien ejecutadas, pueden llegar a sorprendernos, emocionarnos y a tenernos pegados a la pantalla, y pueden convertir una película buena, en una auténtica obra de arte.