6 PELÍCULAS PARA EL DÍA INTERNACIONAL POR LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD QUE NO PUEDES PERDERTE

Hoy 2 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, pero, ¿por qué? Tal día como hoy en 1949 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Convenio para la represión de la trata de personas y la explotación ajena.

Un día que tiene como objetivo la eliminación de las formas de esclavitud modernas como son; la trata de personas, la explotación sexual, el trabajo infantil, el matrimonio forzado y el uso de niños soldado.

La esclavitud moderna

Debemos tener claro que en pleno siglo XXI, la esclavitud no es una historia del pasado, sino una realidad muy presente, sobretodo en países dónde los derechos laborales y civiles están amenazados. La servidumbre ha adquirido formas diferentes a lo largo de la historia.

En la actualidad, existe tanto en sus formas tradicionales, como en las formas de esclavitud modernas. No debemos olvidar que más de 40 millones de personas en todo el mundo son víctimas de la esclavitud moderna, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Sobretodo son mujeres y niñas las que más  se ven afectadas por esta lacra, representando el 71 por ciento del total, casi 29 millones. Por otro lado, del total de víctimas, un 25% son niños, alrededor de 10 millones.

Lo cierto es que el Cine no ha tratado durante su historia de forma correcta este episodio vergonzoso de la historia, unas cuantas películas durante el siglo XX, y ha obtenido un poco más de relevancia durante los últimos años. En esta clasificación, resaltamos las 6 películas que mejor retratan las problemáticas de las que hablamos, además de añadir alguna sobre la esclavitud por motivo de raza.

Hoy, en Kikazaru 360 os traemos películas para que nunca olvidemos los graves crímenes de la humanidad.

 

1. Doce años de esclavitud (2013) de Steve McQueen

Se trata de una adaptación basada en la autobiografía de Solomon Northup, un afroamericano nacido libre en el estado de Nueva York que fue secuestrado en el Distrito de Columbia en 1841 para ser vendido como esclavo y que trabajó en plantaciones en Louisiana durante 12 años, hasta su liberación. Uno de los relatos más crudos y reales sobre esta época de la historia magistralmente dirigido por Steve McQueen.

2. Manderlay (2005) de Lars Von Trier

Una joya escondida de uno de los mejores directores europeos modernos como es Lars Von Trier. La historia comienza después de su famosa película “Dogville” y nos relata la vida en una plantación de algodón llamada Manderlay, donde la esclavitud se mantiene pese a la abolición.

3. Los Olvidados (1950) de Luis Buñuel

Obra del maestro del neorrealismo, “Los Olvidados” nos cuenta la vida e historias de un grupo de niños marginados de los barrios más pobres de México. Los jóvenes se ven forzados a trabajar para poder comer, se ven involucrados en delitos que los mandan a la correccional, hay violencia física entre ellos (a veces mortal) y se ven obligados a formar parte del mundo adulto sin estar ni emocional ni físicamente preparados para ello.

4. Slumdog Millionaire (2008) de Danny Boyle

Esta película fue una auténtica revelación en los Óscar de 2009, dónde se llevó ocho estatuillas doradas, entre ellos Mejor Película y Mejor Director. En ella se nos muestra el relato de un chico indio que está concursando en un programa de televisión. El protagonista nos va explicando como contesta a todo de forma correcta gracias a sus vivencias de infancia en las calles y barrios peligrosos de Bombay. Dónde los niños son utilizados por ladrones, mafiosos y proxenetas.

5. Las Elegidas (2015) de David Pablos

En esta película se nos cuenta de una forma contundente el drama de unas chicas que son secuestradas para ejercer la prostitución. Nos muestra como son engañadas y la situación límite en la que las dejan. Violencia, intimidación y explotación en una historia que aunque sea ficción, es la realidad de miles de mujeres.

6. Beasts of no nation (2015) de Cary Joji Fukunaga

La existencia de niños soldado es un drama que afecta a más de 200.000 niños en África. La cinta muestra de manera más que efectiva la historia de Agu, un niño soldado obligado tras la muerte de su familia a participar en una guerra civil y todo lo que ello conlleva. La película está interpretada de manera magistral tanto por Idris Elba como por Abraham Atta, el niño que interpretó a Agu.