Spiderman No Way Home, el camino hasta llegar allí

Spiderman No Way Home está a punto de estrenarse, hoy hacemos un repaso por todas las películas previas de nuestro amigo y vecino, Spiderman.

Suponemos que a estas alturas ya has visto y revisto el trailer de la nueva película de nuestro amigo y vecino Spiderman. Spiderman No Way Home, estará en nuestras pantallas el día 17 de diciembre, solo en cines, y por lo que parece nos traerá numerosas novedades y antiguos conocidos.

Jon Watts repite detrás de las cámaras en este nuevo capítulo sobre el Peter Parker de Tom Holland, que estará acompañado de nuestro hechicero favorito, el Doctor Strange. El trailer estrenado hace unas pocas semanas se convirtió en el más visto en sus primeras 24 horas.

Esto convierte a la tercera entrega de las nuevas aventuras de Spiderman en una de las películas más esperadas del año, ¿vais a ir al cine a ver Spiderman No Way Home?

Sinopsis: Spiderman no Way Home

Por ahora, lo que sabemos de la película es bastante poco: La película transcurre tras los acontecimientos de “Far from Home”, después de que Mysterio (Jake Gyllenhaal) descubre a todo el mundo la identidad del superhéroe. Esto lleva a que Peter Parker pida ayuda a Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) , para que mediante un hechizo todos olviden quién es realmente, y así volver a la normalidad tanto su vida como la de sus seres queridos. Como consecuencia de dicho hechizo (que obviamente sale mal) se produce algún tipo de alteración espacio-temporal que, por lo que parece, hace llegar a algunos de los villanos de las otras películas de los diferentes universos cinematográficos de las películas de Spiderman.

Lo que suceda a continuación, e incluso la llegada de esos villanos es todavía una incógnita, que suponemos se revelará en el siguiente trailer.

Mientras tanto, nos conformaremos con hacer un repaso de todas las películas del “Hombre Araña”, para refrescar memoria y dejarnos con más ganas aún del próximo filme.

Antes de Spiderman no Way Home

8. Spiderman (2002) – Sam Reimi

Tras la muerte de sus padres, Peter Parker, un tímido estudiante, vive con su tía May y su tío Ben. Precisamente debido a su retraimiento no es un chico muy popular en el instituto. Un día le muerde una araña que ha sido modificada genéticamente; a la mañana siguiente, descubre estupefacto que posee la fuerza y la agilidad de ese insecto. Las aventuras del hombre araña se basan en el famoso cómic de Stan Lee y Steve Ditko. (FILMAFFINITY)

La primera vez que vimos al Increíble Hombre Araña en una pantalla grande, y por supuesto, fue un auténtico exitazo. Tobey Maguire es, y sigue siendo para muchos el mejor Spiderman de la historia, su carisma y actitud de buenazo hizo que a muchos nos robara el corazón.

En cuanto a la peli, Willen Dafoe como El Duende Verde, es sin duda el segundo mejor villano que ha aparecido en una película de Spidie. (Infinity War y Endgame no cuentan)

7. Spider-Man 2 (2004) – Sam Reimi

Han pasado dos años desde que el tranquilo Peter Parker dejó a Mary Jane Watson, su gran amor, y decidió seguir asumiendo sus responsabilidades como Spider-Man. Peter debe afrontar nuevos desafíos mientras lucha contra el don y la maldición de sus poderes equilibrando sus dos identidades: el escurridizo superhéroe Spider-Man y el estudiante universitario. Las relaciones con las personas que más aprecia están ahora en peligro de ser descubiertas con la aparición del poderoso villano de múltiples tentáculos Doctor Octopus, “Doc Ock”. (FILMAFFINITY)

A pesar de que el CGI ha envejecido un poco mal, aunque no tanto como el de la primera, la segunda parte de la trilogía de Raimi es una aventura trepidante que cuenta, ahora si, con el mejor villano de la historia de las películas de Spiderman. Este es, por supuesto, Alfred Molina como el Doctor Octopus. En esta película Sam Reimi se centra más en los problemas personales de Peter Parker, mostrándonos el lado más humano del superhéroe.

6. Spider-Man 3 (2007) – Sam Raimi

Tercera entrega de las aventuras del joven Peter Parker (Maguire). Parece que Parker ha conseguido por fin el equilibrio entre su devoción por Mary Jane y sus deberes como superhéroe. Pero, de repente, su traje se vuelve negro y adquiere nuevos poderes; también él se transforma, mostrando el lado más oscuro y vengativo de su personalidad. Bajo la influencia del nuevo traje, Peter se convierte en un ser egoísta que sólo se preocupa por sí mismo. Tiene, pues, que afrontar un dilema: disfrutar de sus nuevos poderes o seguir siendo un héroe compasivo. Mientras tanto, sobre él se cierne la amenaza de dos temibles enemigos: Venom y el Hombre de Arena. (FILMAFFINITY)

La peor de la primera trilogía, y la que más escenas ‘cringe’ tiene (nunca podremos quitarnos de la cabeza esos bailes del pobre Tobey). Era la más esperada, la que más recaudó y la que más decepcionó. Un guión un tanto desordenado, muchos villanos con no mucho protagonismo, y un Venom que podría haber sido un antes y después en el cine de superhéroes, pero que se quedó en la nada.

A pesar de ello, algunas escenas son espectaculares, ¿lo más rescatable?. Que Raimi no quería que fuera así, ojalá hubiésemos podido disfrutar de la tercera entrega sin las imposiciones de una avariciosa industria cinematográfica.

 

5. The Amazing Spider-Man (2012) – Marc Webb

Como la mayoría de los adolescentes de su edad, Peter está intentando descubrir quién es y cómo ha llegado a ser lo que es. En su viaje para atar los cabos de su pasado descubre un secreto que guardaba su padre, un secreto que finalmente dará forma a su destino como Spiderman. (FILMAFFINITY)

En general, y de forma personal, esta saga es la que menos me gusta. Lo más destacable sin duda es la buena sintonía y química que hay entre Andrew Garfield y una espectacular Emma Stone. Los villanos carecen de motivación y carisma, con demasiadas escenas ridículas y sin ningún momento que se clave en nuestras retinas.

¿Se deja ver? Si. ¿Te cambiará la vida verla? Claramente no.

4. The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014) – Marc Webb

Peter Parker lleva una vida muy ocupada, compaginando su tiempo entre su papel como Spider-Man, acabando con los malos, y en el instituto con la persona a la que quiere, Gwen. Peter no ve el momento de graduarse. No ha olvidado la promesa que le hizo al padre de Gwen de protegerla, manteniéndose lejos de ella, pero es una promesa que simplemente no puede cumplir. Las cosas cambiarán para Peter cuando aparece un nuevo villano, Electro, y un viejo amigo, Harry Osborn, regresa, al tiempo que descubre nuevas pistas sobre su pasado. (FILMAFFINITY)

Si pensábamos que la primera entrega era mala, es porque aún no habíamos visto la segunda. La película peca otra vez de una falta enorme de interés en sus villanos, y una película de superhéroes sin buenos villanos está condenada. Encima se le suman una falta descarada de momentos épicos y escenas de acción, y un guión infumable que hace aguas por todos los lados. Lo único rescatables es, de nuevo, la relación entre Garfield y Emma Stone, dos actorazos opacados en una película sin alma.

3. Spider-Man: Homecoming (2017) – Jon Watts

Peter Parker (Tom Holland) comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado. (FILMAFFINITY)

La primera vez que pudimos ver al Spiderman de Tom Holland en nuestras pantallas fue con Capitán América: Civil War, y aunque se le vio poco, el carisma, inocencia y desparpajo del adolescente nos dejó a todos con ganas de más. Y…¿qué tal el resultado?.

Pues a ver, no es para nada una mala película, y contar con Michael Keaton como villano es siempre un placer rotundo. Pero a la película le falta muchísimo, acercándose más bien a los problemas de un Spidie adolescente, que en ocasiones resulta un poco cargante. Además, hay demasiado humor Marvel, y el personaje de Flash sobra tantísimo que casi me destroza la película.

Otro fallo que veo es la falta de contexto, aunque pueda resultar repetitivo contar de nuevo la historia del tío Ben, el no tenerla hace que se pierda muchísima carga dramática, dando menos profundidad al personaje. Lo positivo es que Holland es un Spidie adolescente perfecto, y las escenas de acción son una auténtica locura.

2. Spider-Man: Lejos de casa (2019) – Jon Watts

Peter Parker decide irse junto a MJ, Ned y el resto de sus amigos a pasar unas vacaciones a Europa. Sin embargo, el plan de Parker por dejar de lado sus superpoderes durante unas semanas se ven truncados cuando Nick Fury contacta con él para solicitarle ayuda para frenar el ataque de unas criaturas elementales que están causando el caos en el continente. En ese momento, Parker vuelve a ponerse el traje de Spider-Man para cumplir con su labor. (FILMAFFINITY)

Un poco mejor que Homecoming, divertida y con mayor carga emocional para nuestro joven Peter Parker. Las escenas de acción son incluso mejores que la primera, Mysterio es un villano sólido y bien interpretado y os enfocamos un poco más en las inseguridades y el desarrollo de Spiderman. Algo que era necesario teniendo en cuenta la primera película.

Si bien es verdad, la primer parte de la película no pasa de ser una historia de vacaciones de adolescentes, el film mejora por segundos, acabado de una forma extraordinaria, y dejándonos claro que después de esto, Peter Parker ya no será el mismo. Y seremos testigos de ello en Spiderman No Way Home.

1. Spider-Man: Un nuevo universo (Spider-Man: Into the Spider-Verse) (2018) – Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman

En un universo paralelo donde Peter Parker ha muerto, un joven de secundaria llamado Miles Morales es el nuevo Spider-Man. Sin embargo, cuando el líder mafioso Wilson Fisk (a.k.a Kingpin) construye el “Super Colisionador” trae a una versión alternativa de Peter Parker que tratará de enseñarle a Miles como ser un mejor Spider-Man. Pero no será el único Spider Man en entrar a este universo, 4 versiones alternas de Spidey aparecerán y buscarán regresar a su universo antes de que toda la realidad colapse. (FILMAFFINITY)

Más allá de una historia increíble, emocional, divertida y frenética, Into the Spiderverse es un film de animación con una etética y aura increíbles. Ese acercamiento al formato cómic es perfecto para lo que se quiere contar. Con dosis iguales de humor y drama, calidad en estado puro. Una de las indispensables, y tal vez, la obra más completa que se ha hecho sobre nuestro Amigo y Vecino, Spider-man.

Pues ya está, ¿cuál es vuestra película favorita de Spidie? ¿Tenéis ganas de ver que nos va a traer Spiderman no Way Home? Intentad no explotar por el hype, y para matar el gusanillo leeros otro de nuestros artículo, por ejemplo este sobre las 10 mejores series de Marvel.